Londres. El oro cedía terreno este martes después de que China aumentó las tasas de interés por segunda vez este año, aunque los temores sobre la deuda de la zona euro y los elevados valores del petróleo vinculados con la violencia en Oriente Medio limitaban las bajas del metal.

Aparte, la plata retrocedía desde el máximo en 31 años de US$38,77 que registró más temprano, pero los operadores en general seguían al margen del mercado a la espera de una decisión clave sobre las tasas de interés del Banco Central Europeo, el jueves.

El oro al contado cambiaba de manos a US$1.431,70 la onza a las 10:16 GMT, frente a US$1.436,55 al cierre de este lunes en Nueva York.

Los futuros del oro estadounidense para abril perdían 30 centavos a US$1.431,90.

La plata estaba a US$38,37 desde US$38,42 al último cierre.

Por más que la medida monetaria de China pesaba sobre los precios de ambos metales, seguían apuntalados firmemente por las cuestiones generales que asustan a los inversionistas.

"Están (los eventos de) Libia, los problemas de la deuda en la Unión Europea y las preocupaciones sobre la inflación, que apoyan al mercado" de metales preciosos, dijo Ole Hansen, un gerente de Saxo Bank.

El platino se negociaba a US$1.779,74 desde US$1.779,45.

El paladio estaba a US$776,97 frente a US$779,50.