Nueva York. El oro bajaba este martes ante un retroceso del euro a mínimos de dos semanas frente al dólar, pero las operaciones eran acotadas antes de la cumbre de la Unión Europea (UE) de esta semana debido a que los inversores esperaban más claridad en las acciones que tomarán los líderes del bloque ante la crisis.

Los precios cayeron por debajo de los US$1.600 la onza la última semana luego de que la Reserva Federal (FED) decepcionó al mercado que esperaba medidas más agresivas de estímulo para impulsar el crecimiento.

La baja del euro y las preocupaciones por España y Grecia mantenían presionados a los mercados.

El oro al contado caía a US$1.569,74 la onza a las 14:57 GMT.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en agosto caían US$17,4 la onza, a US$1.571.

"El oro parece frágil al momento", dijo la analista Anne-Laure Tremblay de BNP Paribas.

La aversión al riesgo era elevada en los mercados financieros luego de un pedido formal de España para el rescate de sus bancos y la rebaja en la calificación que hizo Moddy´s a 28 de sus entidades financieras. A eso se sumó que Chipre se convirtió en la quinta nación de la zona euro en pedir ayuda.

El euro caía y las acciones bajaban, mientras que el rendimiento de los bonos de España subían.

Los líderes europeos se reunirán el 28 y 29 de junio en un intento por buscar una solución a la crisis que afecta al bloque.

La plata caía un 0,9%, a US$27,24 la onza.

El platino bajaba un 0,2%, a US$1.431,25 la onza.

El paladio retrocedía un 0,7%, a US$598,25 la onza.