Londres. El oro cayó un 2% este viernes ante una fuerte liquidación de posiciones de los fondos en Nueva York, lo que a la vez disparó órdenes automáticas de venta.

El metal encontraba poco apoyo, en medio de preocupaciones de que la escalada a máximos históricos esta semana habría sido una sobrerreacción.

Las especulaciones sobre más ventas de las reservas de los bancos centrales, luego de que Libia dijo el jueves que se desprendió de 29 toneladas de oro, junto con la posibilidad de que la división COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York eleve los márgenes, también alejaban a los inversores.

El oro al contado bajaba un 1,8%, a US$1.834,53 por onza, a las 1130 GMT.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en diciembre bajaban un 1,16%, a US$1.836,4 por onza.

"La gente probablemente esté muy expuesta al oro ahora porque han sido muy optimistas sobre el metal, pero los análisis técnicos no son tan espectaculares", dijo Hayden Atkins, analista de Macquarie.

El oro se mostraría volátil, de cara a una reunión de ministros de finanzas del G7 este fin de semana en la que el grupo estará bajo presión para tomar medidas para reavivar el crecimiento económico global.

Francia llamó a una respuesta coordinada del Grupo de los Siete luego de que las preocupaciones por la crisis de deuda de Europa golpearon a los mercados en las últimas semanas, aunque las diferencias entre los problemas que enfrentan Estados Unidos, Gran Bretaña y la zona euro complican la tarea.

Las preocupaciones sobre la crisis de deuda de Europa y la posibilidad de un nuevo estímulo monetario en Estados Unidos han apoyado al oro, pero lo han dejado vulnerable a una toma de ganancias.

La plata retrocedía un 2%, a US$41,41 la onza.

El platino bajaba un 1,4%, a US$1.830,49 la onza.

El paladio caía un 0,6%, a US$747,47.