Londres. El oro retrocedía en Europa este viernes después de que el banco central de China elevó los requerimientos de reserva para las entidades financieras y por una menor demanda del metal tras la sólida venta de bonos de España y Portugal.

El metal precioso recortó sus pérdidas luego de que el dólar cedió terreno ante el euro tras conocerse un alza en las ventas minoristas de Estados Unidos menor a la esperada.

El oro al contado cotizaba a US$1.364,07 la onza a las 15:23 GMT, contra los US$1.372,75 al cierre del jueves en Nueva York, tras tocar más temprano un mínimo de US$1.360.

Los futuros de oro en Estados Unidos para entrega en febrero perdían US$23 la onza a US$1.364.

El banco central de China elevó este viernes los requerimientos de reservas de las entidades financieras por cuarta vez en poco más de dos meses, para hacer valer su promesa de que la lucha contra la inflación será una importante prioridad este año.

"La medida de China, por supuesto, tiene consecuencias para el mercado del oro, pero no es (sólo) China lo que está jugando un papel", dijo Peter Fertig, consultor de Quantitative Commodity Research.

"Después de la conferencia de ayer del Banco Central Europeo (BCE) el mercado está también preocupado de que el BCE pueda subir las tasas antes de lo previsto", añadió.

La economía de la zona euro enfrenta presiones inflacionarias en el corto plazo y, aunque en el largo plazo se moderarían, se requiere especial atención, dijo el jueves el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, después que el BCE dejó estable la tasa de interés.

La plata cotizaba a US$28,53 la onza frente a los US$28,67 de la sesión previa.

El platino operaba a US$1.809 la onza contra los 1.799,99 de la jornada anterior.

El paladio retrocedía a US$793 frente a US$803.75 de este jueves.