Londres. El oro caía más de un 1% este viernes, debido a que los inversionistas liquidaron posiciones rápidamente para conseguir efectivo y cubrirse ante la caída de las acciones luego de que Fitch rebajó la calificación de España e Italia.

Pese al retroceso, el oro está encaminado a cerrar su primera semana de alza en un mes. Esta semana, el lingote subió junto a los activos de riesgo, mientras que las compras de refugio que ayudaron a escalar al metal en los últimos años estuvieron ausentes.

El oro al contado caía un 1,1%, a US$1.631,69 la onza, a las 1705 GMT.

Los futuros del oro para diciembre bajaban US$19,40, a US$1.633,80. El volumen negociado ha sido escaso en la segunda mitad de la semana, sugiriendo que las recientes ganancias podrían tener corta vida.

Más temprano, el oro subió junto a Wall Street a US$1.665,99, luego de conocerse que la economía de Estados Unidos creó 103.000 empleos en septiembre, frente a expectativas de 60.000 nuevos puestos de trabajo, mientras que la tasa de desempleo permaneció en 9,1%.

El precio del oro tendría un alza de un 0,5% en la semana, su primer avance en cinco semanas, impulsado por una mejor demanda física luego de que el metal cayó un 20% desde su récord de US$1.920,30 de inicios de septiembre.

La plata retrocedía un 2,9% a US$30,98 la onza.

El platino caía un 1,2%, a US$1.487,49  la onza.

El paladio bajaba un 2,9%, a US$584,75.