Londres. El oro retrocedía este jueves en Europa debido a que el alza del precio en la sesión previa afectó la demanda física del metal y a que un panorama más positivo de la economía global redujo el interés en el lingote como un refugio del riesgo.

El oro al contado caía a US$1.337,45 la onza a las 1058 GMT, desde los US$1.346,36 de este miércoles en Nueva York.

Los futuros de oro en Estados Unidos para entrega en febrero perdían US$4,00 a US$1.337,20.

El euro ampliaba su avance este jueves para alcanzar un máximo de dos meses, después de que el consejero del Banco Central Europeo Lorenzo Bini Smaghi dijera que un alza esperada en la inflación de bienes importados no podría ser ignorada.

El dólar caía, mientras tanto, debido a que un compromiso para mantener las medidas de estímulo económico de la Reserva Federal estadounidense contrastaba con lo que se percibe como una actitud más agresiva por parte del Banco Central Europeo.

"Esto parece estar afectando las ganancias del oro. En el mediano y largo plazo, la dirección del oro está sesgada hacia el norte. Los datos de la próxima semana deberían darnos más pistas sobre la fortaleza subyacente de la economía estadounidense", dijo Praddep Unni de Richcomm Global Services.

Tras su encuentro de política monetaria, la Reserva Federal de Estados Unidos ofreció el miércoles una tibia evaluación de la economía, pese a las recientes señales de que la recuperación se fortalece, al señalar que el alto desempleo sigue justificando su programa de compras de bonos por 600.000 millones de dólares.
La plata caía a 27,43 dólares la onza contra los 27,59 dólares del cierre anterior.

El platino retrocedía a 1.796,49 dólares la onza frente a los 1.810,50 dólares del cierre del miércoles.

El paladio bajaba a 805,47 dólares desde los 812,50 dólares de la jornada previa.