Londres. El oro caía 1% este viernes en Europa, a un nivel cercano al mínimo en seis semanas, a medida que el dólar llegaba al récord en cuatro meses contra el euro.

Sin embargo, los movimientos del lingote eran limitados antes de unos datos del empleo de Estados Unidos que se darán a conocer más adelante en el día.

El oro al contado tocó un mínimo de US$1.356,50 la onza, su nivel más débil desde el 29 de noviembre, y a las 10:35 GMT se negociaba a US$1.357,59 la onza frente a US$1.371,15 al cierre del jueves en Nueva York. El metal se dirige a su peor declive semanal desde mayo del año pasado.

"Estados Unidos tuvo una serie de datos decentes, y eso ha incrementado el apetito por el riesgo, reduciendo el atractivo del oro como cobertura", dijo en VM Group el analista Carl Firman.

"Si hay un período sostenido de datos buenos y positivos de Estados Unidos, que apunten a una buena recuperación estadounidense, el dólar se fortalecerá ligeramente y eso en general es negativo para el precio del oro", agregó.
El oro estadounidense para entrega en febrero perdía US$13,80 la onza, a US$1.357,90.

El dólar llegaba a su máximo en cuatro meses contra el euro el viernes antes de los datos del empleo de Estados Unidos, aunque los que tienen una visión alcista para la divisa norteamericana podrían llevarse una decepción si el sector laboral estadounidense no alcanza las previsiones.

La plata caía a US$28,40 la onza desde US$29,04, el platino a US$1.709,90 frente a US$1.729 y el paladio a US$737,78 frente a US$758,50.