Nueva York. El oro subió por encima de US$1.390 la onza el viernes, anotando su mejor desempeño semanal desde diciembre, apuntalado por temores sobre la crisis de deuda europea, la creciente inflación y el continuo malestar social en Oriente Medio.

Las ganancias del lingote alentaron fuertes compras de inversión en la plata, que subió previamente a máximos en 31 años, ampliando el avance de la plata por sobre el oro.

"Hay gran preocupación de que durante el fin de semana podamos ver algunos problemas con la deuda soberana en la zona euro, en particular hay temores de que Portugal necesitaría un plan de rescate muy pronto", dijo Bill O'Neill, socio de la firma de materias primas de Logic Advisors.
"El oro como refugio seguro con certeza ha vuelto a ser el foco de atención", agregó.

El oro también se benefició como refugio seguro porque las preocupaciones sobre la estabilidad política de la región se intensificaron esta semana, al contagiarse el malestar social después de que una ola de protestas en Túnez y Egipto llevaron al derrocamiento de sus líderes.

El oro al contado subió un 0,3%, a US$1.386,75 a las 1934 GMT, tras haber tocado más temprano un máximo de cinco semanas de US$1.391,75.

El lingote ha subido en cinco sesiones consecutivas, el avance más prolongado desde septiembre. El metal precioso ganó casi un 3% en la semana.

Los futuros de oro en Estados Unidos para entrega en abril cerraron con alza de US$3,50 a US$1.388,60 la onza.

La plata escaló un 2,1%, a US$32,42 dólares después de tocar un máximo de US$32,86, su mayor nivel desde 1980.

El oro limitó ganancias inicialmente después de que China dijo que elevó los requerimientos de reservas a los bancos en 50 puntos básicos, por segunda vez en el año, en un intento por contener la inflación.

Pero el metal se mantuvo luego apuntalado por el interés de inversores.

"El alza en los requerimientos de reservas a los bancos de China claramente pasó a segundo plano porque los inversores se enfocaron en los eventos en Oriente Medio, en especial en Bahrein", dijo Pradeep Unni, analista de Richcomm Global Services en Dubai.

El platino perdió un 0,5%, a US$1.832,99 la onza.

El paladio ganó un 0,8%, a US$847,72, tras tocar más temprano un máximo de 10 años de US$855,47.