El oro marcaba el jueves su segundo récord histórico por los temores sobre la endeudada economía estadounidense y la crisis del endeudamiento europeo, que golpeaban a las acciones y a las divisas de alta renta, en beneficio de los activos considerados como refugios seguros.

El oro al contado llegó a subir el jueves hasta 1,6%, a un récord máximo de US$1.816,41 la onza, aunque a las 1202 GMT se moderaba ligeramente, a US$1.812,99.