Nueva York/Londres. El oro terminó estable el miércoles después de alcanzar un máximo en cinco meses en la sesión anterior, gracias a que un relajamiento de las tensiones geopolíticas redujo el apetito de los inversores por los activos seguros.

* Las tensiones continuaron en la península coreana y en Oriente Medio, además de la preocupación por las próximas elecciones presidenciales en Francia.

* "El oro finalmente llegó al área de 1.275 (dólares por onza) por señales técnicas y políticas alcistas ... (que se suman a) tasas de interés favorables, la precaución de la Fed al elevar las tasas y otras tensiones mundiales, especialmente en Oriente Medio y Corea del Norte", dijo George Gero, Director gerente de RBC Wealth Management.

* El oro al contado operaba prácticamente estable en US$1.274,8 por onza a las 1833 GMT. Más temprano llegó a US$1.279,80, su máximo desde el 10 de noviembre. Los futuros del oro en Estados Unidos subieron un 0,3%, a US$1.278,1 por onza.

* "Vemos una presión bajista de corto plazo en US$1.276 por onza, con precios objetivos para tres, seis, nueve y doce meses de US$1.200, US$1.200 y US$1.250 por onza", dijo Goldman Sachs en una nota.

* "Si bien es posible que se aplaquen algunas de las compras de acciones relacionadas con (el presidente de Estados Unidos, Donald) Trump o se avive la tensión geopolítica, empujando al oro al alza en las próximas semanas, creemos que en los próximos tres meses una mejoría de las cifras de crecimiento en Estados Unidos y la consiguiente alza de las tasas reales llevarán los precios del oro a la baja", agregó.

* En cuanto a otros metales preciosos, la plata al contado caía un 0,2% a US$18,27 la onza, el platino perdía un 0,6% a US$962 por onza y el paladio cedió un 0,8% a US$795,25.