Londres. El oro subía a un máximo de un mes este miércoles porque el dólar caía contra el euro después de que Israel dijo que dos buques iraníes planeaban navegar a través del Canal de Suez en ruta hacia Siria.

El ministro de Relaciones Exteriores israelí calificó el hecho como la última "provocación" de Teherán y una incitación a una respuesta de Israel.

Operadores dijeron que el dólar era vendido ante la perspectiva de que el reciente hecho represente una amenaza para Israel.

El oro al contado tocó un récord de US$1.381,40 la onza tras el anuncio del ministro israelí, antes de recortar ganancias. El metal estaba a US$1.380,70 la onza a las 1711 GMT, frente a US$1.372,95 el martes en Nueva York.

"Posiblemente (la situación) tuvo ciertas implicancias para el oro como refugio seguro, pero también está la fluctuación cambiaria", dijo el analista, Daniel Major, de RBS.

"(El hecho) habrá tenido cierto impacto, pero el oro está bastante (...) cerca de los niveles de esta mañana", agregó.

El metal se ha mantenido en un rango de negociación relativamente estrecho, pues la tensión en Oriente Medio y las preocupaciones por el panorama de inflación apuntalan los precios, mientras que un mayor apetito por activos de riesgo limita el nuevo interés de compra.

Un reporte mostró este miércoles que los precios al productor subieron el mes pasado y los inicios de construcción de casas nuevas en Estados Unidos crecieron más de lo esperado, lo que limitó las ganancias de los bonos del tesoro.

Además, un ejecutivo de Industrial and Commercial Bank of China (ICBC) dijo que la demanda de oro físico y de inversiones relacionadas con el metal crece a un ritmo "explosivo" en China, cuyo apetito seguiría sólido en medio de preocupaciones por la inflación.

La plata operaba a US$30,88 la onza, contra US$30,76 en la víspera.

El platino estaba a US$1.829,49 la onza, respecto a US$1.827,24 en la sesión anterior.

El paladio cotizaba en US$836,47, desde US$835 en el día previo, tras tocar un máximo de 10 años de US$847 este martes.