Londres. El oro subía este viernes, dirigiéndose a su mayor aumento semanal en más de un mes, aunque prevalecía la cautela antes de una reunión del G20 con una agenda dominada por la crisis de la deuda de la zona euro y las medidas para evitar el contagio financiero.

El oro al contado subía 0,6% a US$1.676,10 la onza a las 1026 GMT comparado con el cierre del jueves en Nueva York.

Reflejando la creciente preocupación sobre la crisis de la deuda de la región, la calificadora de crédito Standard and Poor's recortó la nota de largo plazo de la deuda española en un nivel.

Esto ocurría justo cuando los funcionarios se preparaban para presionar a Europa para que actúe rápido con el objetivo de resolver sus problemas financieros, en un encuentro del fin de semana.

Si bien los inversores no prevén ninguna resolución concreta de la crisis de la deuda, esperan que ofrezca una oportunidad para que las autoridades acuerden a tiempo los lineamientos de un plan para una cumbre de la Unión Europea (UE) del 23 de octubre.

"El cuadro general sigue siendo positivo para el oro. Los fundamentos de la oferta y la demanda siguen bastante vigentes y hubo un aumento del repunte por los temores sobre la economía", dijo Ross Norman de Sharps Pixley.

La plata al contado ganaba 1% a US$32,07 la onza.

El platino al contado ganaba 0,9% a US$1.541,25 la onza.

El paladio al contado aumentaba 2% a US$601,75 la onza.