Londres. Los precios del oro operaban con firmeza este miércoles, cerca de un máximo de 11 semanas, gracias a un avance del euro frente al dólar por las expectativas de que Grecia está más cerca de alcanzar un acuerdo para un rescate financiero.

Una menor aversión al riesgo, que se refleja en un alza de las acciones, suele ser un factor bajista para el oro, un activo considerado seguro.

Sin embargo, el metal se veía impulsado por una marcada incertidumbre sobre Europa, en medio de la mayor caída en tres años de las exportaciones de Alemania y comentarios del banco central de Francia de que la economía del país no crecerá en el 2012.

El jefe de metales preciosos de Scotiamocatta, Simon Weeks, dijo que el metal parecía estar atrapado en una crisis de identidad.

"Parece que el oro ha subido como una materia prima más, junto con las acciones y otras materias primas", dijo Weeks.

A las 11:20 GMT, el oro al contado subía un 0,1%, a US$1.746,19 por onza.

El oro estadounidense operaba estable a US$1.748,90 por onza.

Atenas volvía a poner a prueba la paciencia de los inversores tras posponer para este miércoles una decisión sobre si acepta las medidas de austeridad y reformas exigidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE) para un segundo rescate de 130.000 millones de euros (US$172.000 millones).

Algunos analistas dijeron que el oro podría sufrir un retroceso de corto plazo si Grecia alcanza un acuerdo, dado que ello avivaría el apetito por el riesgo, aunque en el largo plazo, la crisis de deuda de la zona euro seguiría apoyando al metal.

La plata subió un 0,5%, a US$34,33 la onza.

El platino operaba a US$1.646,24 la onza, mientras que el paladio subía a US$703,73 la onza.