Londres. El oro se estabilizaba este jueves, apoyado en la intervención cambiaria de Suiza y Japón, aunque seguía debajo de los máximos alcanzados en la sesión anterior por un retroceso de la aversión al riesgo.

* El oro al contado se negociaba a US$1.660,20/US$1.660,95 la onza, casi sin cambios desde US$1.660,70 de este miércoles en Nueva York.

* El metal había alcanzado un máximo récord de US$1.672,65 en un momento de este miércoles, cuando también marcó niveles históricos en libras esterlinas y euros.

* El platino y el paladio extendían las caídas por la perspectiva de que el crecimiento global experimentará un período largo de debilidad, y por el tono más conciliador en las negociaciones del conflicto laboral minero sudafricano.

* La intervención en el mercado del yen durante la sesión asiática y la posibilidad de que Suiza vuelva a aplicar medidas para limitar la apreciación del franco eran vistas como positivas para el oro, según Matthew Turner de Mitsubishi Corp.

* Sostuvo que cuando los bancos centrales actúan para debilitar a esas dos divisas consideradas como refugio seguro, aumentan el atractivo del oro como activo que retiene valor en momentos de depreciación cambiaria.

* El platino estaba en US$1.735,50 la onza, con un desplome de 2,3% diario.

* El paladio se intercambiaba a US$781,03 frente a US$790,95.

* La plata se vendía a US$41,38 la onza desde US$41,68 de este miércoles en Nueva York.