Londres. El oro se mantenía cerca de los US$1.700 la onza este martes, apoyado por las ganancias en las acciones y de las otras materias primas ante las esperanzas de que los legisladores estadounidenses alcanzarán un acuerdo para evitar el denominado "abismo fiscal".

Los movimientos del mercado, sin embargo, eran apagados debido a que los inversores se mantenían en los márgenes en la medida en que se acerca el final del año.

Las acciones europeas subían a sus máximos del año, acompañando alzas en Wall Street el lunes y de las bolsas asiáticas este martes, ante señales de progresos sobre un compromiso para evitar medidas de austeridad por US$600.000 millones que podrían llevar a la mayor economía mundial a una recesión.

Las diferencias sobre cómo resolver el "abismo fiscal" se estrecharon la noche del lunes cuando el presidente Barack Obama realizó una contraoferta a los republicanos que incluye un importante cambio en la posición sobre los aumentos de impuestos a los más ricos, según una fuente familiarizada con las conversaciones.

Las esperanzas sobre que un acuerdo podría ser inminente impulsaron a los activos de mayor riesgo, con los que el oro ha estado estrechamente correlacionado este año.

El oro al contado cotizaba en US$1.698,04 la onza a las 12:08 GMT, con pocos cambios frente a los US$1.697,65 del lunes, mientras que el oro en Estados Unidos avanzaba un 0,1% a US$1.699,40.

Los precios del metal precioso tocaron sus máximos en un mes la semana pasada después que la Reserva Federal (Fed) estadounidense anunció una nueva ronda de estímulo monetario, al prometer comprar US$45.000 millones mensuales en bonos del Tesoro a largo plazo. Sin embargo, los precios del oro retrocedieron rápidamente.

La plata subía 0,4% a US$32,38.

El platino ganaba 0,5% a US$1.610,25 la onza.

El paladio perdía un 0,2% a US$695,25.