Londres. Los precios del oro retrocedían este jueves en Europa por cuarta sesión consecutiva mientras el dólar se afirmaba contra el euro y mejoraba el apetito por el riesgo tras una serie de datos de Estados Unidos que resultaron más sólidos de lo previsto.

El oro al contado se cotizaba a US$1.376,60 la onza a las 09:54 GMT contra los US$1.377,65 al cierre del miércoles en Nueva York. Los futuros del oro estadounidense para entrega en febrero descendían US$3,10 a US$1.376,60.

Los buenos datos económicos de Estados Unidos han presionado al oro por medio del alza del dólar y también por el hecho de que reducen el atractivo del metal como refugio del riesgo, incrementando la probabilidad de un ajuste monetario.

"El mercado está un poco preocupado de que si esto continúa, se disipe la justificación para la expansión monetaria y crezca la posibilidad de un aumento de las tasas de interés", dijo en Deutsche Bank el analista Daniel Brebner.

"Si suben las tasas de interés, eso eliminará uno de los puntos de apoyo del oro", agregó. "Eso crea cierta presión en el mercado, pero es improbable que se sostenga (...) el riesgo de tasas de interés más altas este año es muy, muy bajo. Todavía hay muchos riesgos para el crecimiento".

Las acciones europeas se beneficiaban de los últimos datos privados del empleo de Estados Unidos .

La plata se cotizaba a 29,33 dólares la onza frente a 29,24, el platino a 1.731,99 desde 1.726,50 y el paladio a 769,47 desde 773.