El oro revertía su tendencia este martes al descender luego de que el avance del dólar exacerbó una liquidación en el frágil complejo de materias primas, lo que contrarrestó el impacto positivo en el lingote por las preocupaciones por la crisis de deuda de la zona euro.

El oro al contado cedía un 0,8% a US$1.477,19 la onza, a las 13:32 GMT, tras tocar un máximo de sesión de US$1.497,60.

Los futuros de oro estadounidenses para junio perdían US$13 la onza, a US$1.477,60.

El dólar anotó máximos de sesión contra el euro tras un declive en los mercados bursátiles y de materias primas, lo que debilitó mas los precios de los productos básicos, que tienden a ser afectados por la firmeza de la moneda estadounidense.

El metal precioso cayó junto con la plata, los futuros del petróleo y el cobre.

"Tenemos una muy fuerte correlación entre el petróleo y el dólar y este rebote en el billete verde fue suficiente para inclinar la balanza, por lo que creo que es algo puramente técnico", dijo Ole Hansen, de Saxo Bank.

La escalada del metal a niveles récord por encima de US$1.575 la onza a inicios de este mes fue alentada por la debilidad del dólar. No obstante, el lingote ha retrocedido desde entonces, debido a que la divisa norteamericana rebotó.

El fondo del millonario inversionista George Soros se desprendió de gran parte de sus tenencias de oro durante el primer trimestre, mostró este lunes un informe presentado a los reguladores. Soros también se desprendió de acciones en firmas mineras de oro y plata durante el primer trimestre.

La plata cedía un 0,7%, a US$33,31  la onza.

El platino ganaba un 0,2%, a US$1.753,74 la onza.

El paladio se negociaba estable a US$708,22.