Londres. El oro se negociaba a la vista del récord máximo este martes tras un acuerdo de último minuto para evitar un incumplimiento de pagos estadounidense y también luego de la primera compra del lingote por parte de Corea del Sur en 13 años, ante un creciente pesimismo económico.

El oro desafiaba la fortaleza del dólar ya que ambos activos se beneficiaban de un impulso más amplio de los inversores hacia los activos de refugio seguro como los bonos alemanes y el franco suizo, en detrimento de las acciones y materias primas industriales como el cobre y el petróleo.

Los meses de discusiones entre los legisladores de Estados Unidos por el límite del endeudamiento han dañado la imagen de la mayor economía mundial.

Varias calificadoras de crédito han advertido que el país podría perder su nota de deuda, la más alta, debido a su precaria posición fiscal.

El oro al contado ganaba el 0,6% diario a US$1.626,96 la onza a las 1100 GMT, tras elevarse más de 8% a lo largo del último mes.

Los futuros el oro estadounidense para diciembre ganaban el 0,4% diario a US$1.629,60.

"Siempre que hay un nuevo máximo nominal, es difícil saber hacia dónde irá después, y dado que el oro subió 8 por ciento o 9 por ciento en el mes, uno pensaría que apunta a un retroceso", dijo en Credit Suisse el analista Tom Kendall.

La plata ganaba 1,1% a US$39,68 la onza.

El platino aumentaba 0,1% a US$1.790,24.

El paladio subía también 0,1% a US$826,22 la onza.