Londres. El oro se consolidaba arriba de los US$1.210 la onza en Europa el miércoles después de ganar el 1% en la última sesión por el resurgimiento de los temores sobre la deuda de la zona euro, aunque un retroceso en la aversión al riesgo limitaba las alzas.

El oro al contado se negociaba a US$1.211,85 la onza a las 11:18 GMT, contra US$1.210,65 el martes en Nueva York. Los futuros del oro estadounidense para entrega en agosto cedían 90 centavos a US$1.212,60.

El metal precioso subió el martes tras una rebaja de la calificación de la deuda portuguesa por parte de la agencia Moody's, que reavivó los temores sobre la deuda soberana de la zona euro, pero el lingote tiene dificultades para incrementar esas subidas por la disminución de la aversión al riesgo.

"El oro va a verse afectado mientras veamos un retorno a la calma de los mercados", dijo en Credit Agricole el analista Robin Bhar. "Sin la rebaja de Moody's para Portugal de ayer, no estaría en estos niveles".

"Hay que estar asustado para querer una posición larga en oro, y no tenemos ese factor", añadió.
"Pero aún tenemos incertidumbres. Todavía hay preocupaciones sobre la deuda, sobre la devaluación cambiaria, sobre una subida de la inflación. Todo eso respalda esta noción de un piso bastante sólido para el oro", dijo.

Entre otros metales preciosos, la plata subía a US$18,24 desde US$18,20, el platino estaba en US$1.523,50 contra US$1.524,50 y el paladio a US$464 frente a US$463.