Londres. Los precios del oro caían más de 2% este viernes, devolviendo las ganancias del comienzo de la sesión, pues los inversores vendían el metal tras una semana volátil, ante el aumento de los temores de que su escalada a máximos históricos podría haber sido exagerada.

El oro al contado perdía 2,1% a US$1.829,65 la onza a las 1030 GMT, tras llegar más temprano incluso hasta US$1.885,50.