El oro se mantenía con rumbo a su quinto día de ganancias este martes, impulsado por la debilidad del dólar y la demanda de inversores por activos de refugio seguro, debido a que los ataques aéreos de Occidente sobre Libia avivaron las tensiones en Oriente Medio.

Los inversores también mantenían su atención en el progreso de Japón para evitar un desastre nuclear gigantesco, tras el masivo terremoto y el tsunami del 11 de marzo que se cree dejaron al menos 21.000 personas muertas o desaparecidas.

El dólar retrocedía a su menor nivel en más de 15 meses contra una cesta de principales monedas.

El oro al contado subía 0,1%, a US$1.426,10 la onza, a las 11:30 GMT, tras caer brevemente a un mínimo de sesión de US$1.423,69 antes de recuperarse.

Los futuros del oro estadounidenses para abril avanzaban 0,1%, a US$1.427,30.

"No interpretaría demasiado los movimientos de los últimos instantes, porque la volatilidad, no sólo en los metales preciosos, sino en todas las materias primas es extremadamente alta por el momento", dijo el analista Daniel Briesemann de Commerzbank.

El euro escaló a su máximo de cuatro meses y medio contra el dólar el martes, impulsado por expectativas de que el Banco Central Europeo elevará las tasas de interés el próximo mes.

La plata al contado se negociaba a US$36,05 la onza, sin cambios desde los niveles vistos tarde el lunes y apenas a unos centavos de su máximo de 31 años alcanzado en marzo de US$36,70.

El platino al contado bajaba 0,6%, a US$1.732,49 la onza.

El paladio retrocedía 1,6%, a US$732,97.