Londres. El oro subió este lunes un 1%, comportándose más como un activo de riesgo que como uno de refugio, impulsado por las esperanzas de que los líderes europeos estaban avanzando en la búsqueda de solución a la crisis

Señales de que la economía china está mejor de lo que se esperaba también ayudaron a los precios del lingote.

El oro al contado subió un 0,9%, a US$1.655,49 la onza la tarde de este lunes, tras caer un 2% la semana pasada.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en diciembre subieron US$16,20, a US$1.652,30.

El lingote subió por segunda jornada ante el optimismo de que la Unión Europea estaba cerca de un acuerdo sobre la recapitalización de los bancos y en la utilización de un fondo de rescate.

Pero la decisión final se retrasó hasta una segunda cumbre el miércoles, y sigue habiendo fuertes diferencias sobre la cuantía de las pérdidas que tendrán que aceptar los inversores privados con bonos estatales griegos.

La noticia de que el sector manufacturero en China creció en octubre también impulsó al oro y a otras materias primas como el cobre y el petróleo.

El oro subió un 2% en las últimas dos sesiones. El metal precioso pareciera haber perdido su usual estatus de refugio, con sus precios moviéndose de la mano con las acciones.

La volatilidad de los futuros del oro han caído a su menor nivel desde mediados de agosto, cuando el metal estuvo cerca de máximos históricos.

"El oro ha dejado de comportarse como un tradicional activo de refugio para comportarse como un activo de riesgo. Y como todos los activos de riesgo, está operando en línea con la situación de Europa", dijo David Meger, director de operación de metales de Vision Financial Markets.

Entre otros metales preciosos, la plata subió un 1,1%, a US$31,68 la onza.

El platino avanzó un 2,5%, a US$1.543,50 la onza.

El paladio subió un 4,5%, a US$638,975 la onza.