Nueva York/Londres. El oro subió casi un 1% este viernes impulsado por un avance del petróleo y de Wall Street luego de un buen dato de empleo en Estados Unidos.

El lingote, que estuvo estable en la semana, inicialmente bajó ante una escalada del dólar y las pocas expectativas de más estímulo monetario en la mayor economía mundial tras conocerse que Estados Unidos creó más empleos de lo esperado en febrero.

Pero luego dio un vuelco y cerró por encima de los US$1.700 la onza. La volatilidad de los precios se ha incrementado tras caer un 5% el miércoles de la semana pasada, cuando el jefe de la Fed, Ben Bernanke, no dio señales de más ayuda a la economía.

El oro al contado avanzó un 0,7%, a US$1.710,81 la onza al cierre del mercado, tras haber caído a un mínimo de sesión y de seis semanas de US$1.677,34.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en abril cerraron con un alza de US$12,80, a US$1.711,50 la onza.

El metal precioso también fue impulsado por Grecia, que evitó un cese de pagos tras un acuerdo de canje de bonos con sus acreedores privados.

El precio del oro ha subido un 9% en lo que va del año.

a plata al contado subió un 1%, a US$34,20 la onza.

El platino avanzó un 1,3%, a US$1.679,24 la onza.

El paladio ganó un 0,2% a US$700,72 la onza.