Londres. - Los precios del oro subían este viernes desde mínimos de un año después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, manifestó su preocupación por la fortaleza del dólar y por las alzas de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, lo que contribuyó a una depreciación del billete verde.

* A las 1139 GMT, el oro al contado ganaba un 0,08%, a US$1.223,35 la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos perdían un 0,06%, a US$1.223,2 la onza.

* Sin embargo, el metal amarillo aún acumulaba pérdidas de 1,4% en la semana, con pocas señales de que se acaben las bajas de precios que han restado más de un 10% al valor del oro desde mediados de mayo.

* Entre los principales factores para la baja estaban el fortalecimiento del dólar y la desilusión entre los inversores con el lingote, dijo el analista Matthew Turner, de Macquarie.

* El dólar más alto hace que el oro sea más caro para compradores con otras divisas. Las tasas de interés más altas también son una amenaza para el oro porque tienden a impulsar al dólar y a elevar el costo de oportunidad de tener al lingote, que no rinde intereses.

* Pese a la intervención de Trump, el dólar operaba cerca de máximos de un año el viernes después de que el presidente de la Fed, Jerome Powell, no hizo nada esta semana para contrarrestar las expectativas de que haya otras dos alzas de las tasas de interés este año y de que dijera que Estados Unidos se encamina a varios años más de crecimiento.

* Entre otros metales preciosos, la plata ganaba un 0,5%, a US$15,33 la onza, pero aún acumulaba pérdidas de 2,8% esta semana.

* El paladio subía un 1,16%, a US$879,55 la onza, pero se dirigía a cerrar la semana con una pérdida de cerca de 5,8%.

* El platino subía un 1,54%, a US$816,9 la onza, pero acumulaba una pérdida de 1,5% esta semana.