El oro subía en Europa el lunes, recuperando parte de las pérdidas de 1% de la semana pasada, debido a que el impacto de un devastador terremoto en Japón impulsaba al metal, llevando a los precios de vuelta hacia máximos históricos.

El oro al contado estaba a US$1.426,64 la onza a las 11:32 GMT contra US$1.417,70 al cierre de este viernes en Nueva York, con la vista puesta al récord de US$1.444,40 alcanzado la semana pasada.

Los futuros de oro en Estados Unidos para entrega en abril avanzaban US$5,0 a US$1.426,80.

Los precios del petróleo retrocedían, con los mercados accionarios cayendo y el yen bajando frente al dólar después de que el Banco de Japón anunció una serie de medidas de alivio monetario para apuntalar la economía tras el devastador sismo y tsunami.

"Japón es otro elemento de riesgo en una gran cantidad de eventos que han sido importantes en la mente de los inversores en el último trimestre", dijo Daniel Brebner de Deutsche Bank.

La violencia que se ha extendido desde Egipto y Túnez a través de Oriente Medio este año fue un factor importante que condujo al oro a niveles récord, y precipitó un alza en los precios del petróleo.

Entre otros metales preciosos, la plata estaba a US$35,89 la onza contra US$35,83 de la sesión anterior.

El platino cotizaba a US$1,763,24 la onza frente a US$1.778,50 de este viernes.