Londres. El oro subía este viernes pero se dirigía a cerrar septiembre con una pérdida de más de 10%, el peor desempeño mensual desde octubre del 2008.

Con una volatilidad extrema, el lingote había llegado a un récord de US$1.920,30 la onza recientemente, por las compras ante el impacto de los temores sobre la crisis de la deuda europea en activos más riesgosos como las acciones.

El oro al contado se negociaba a US$1.626,80 a la 1036 GMT comparado con US$1.612,50 al cierre este jueves.

La aversión al riesgo que hizo subir el precio del oro al inicio del trimestre pasó a ser un factor negativo para el lingote pues la caída de los otros activos causó ventas del metal para cubrir las pérdidas en esas inversiones.

Una subida en los requisitos de márgenes para los futuros del oro estadounidense también afectó al mercado.

Sin embargo, a largo plazo el oro aún se beneficiaría de las preocupaciones sobre las economías más desarrolladas y la inestabilidad de los mercados financieros en general.

La plata subía 1,6% a US$31,05 la onza.

El platino al contado ganaba 1,2% a US$1.535,50 la onza.

El paladio aumentaba 0,2% a US$616,97 la onza.