Londres. Los precios del oro subían en Europa este jueves, pero se mantenían en un estrecho rango por la incertidumbre sobre qué tanto la Reserva Federal (Fed) podrá satisfacer la especulación del mercado de que revelará otra ronda de medidas para estimular a la economía.

Un discurso del viernes del jefe de la Fed, Ben Bernanke, en una reunión de banqueros centrales en Jackson Hole, Wyoming, dará pistas sobre las posibilidades de que el banco central estadounidense se embarque en otro programa de compra de activos, conocido como alivio cuantitativo.

El oro al contado subía un 0,1% a US$1.656,99 la onza a las 09:52 GMT, mientras que los futuros para diciembre perdían US$3 a US$1.660 la onza.

El metal ha subido más de 2% desde que las minutas de la última reunión de la Fed, divulgadas el 22 de agosto, sugirieron que el banco podría estar preparado para lanzar una tercera ronda de alivio cuantitativo para impulsar el crecimiento.

Más ayuda monetaria mantendría presión sobre las tasas de interés a largo plazo, impulsaría la liquidez, minaría al dólar y elevaría los temores sobre el panorama inflacionario para más adelante. Todos estos factores son positivos para el oro.

La incertidumbre sobre la acción del banco central tenía a las acciones y a las materias primas industriales a la baja el jueves, mientras el nerviosismo antes de la reunión de los banqueros centrales en Estados Unidos también frenaba el apetito por el riesgo.

Entregando un apoyo de corto plazo para el oro, el euro subía contra el dólar mientras los inversores aguardan los resultados de la convención de Jackson Hole.

El oro subió a un máximo de cuatro meses y medio el lunes mientras crecían las expectativas de que la Fed estaba dispuesta a lanzar más medidas de estímulos, pero no ha podido mantener dichas ganancias.

La plata subía 0,1% a US$30,70 la onza.

El platino ganaba un 0,9% a US$1.523,49 la onza.

El paladio, en tanto, avanzaba un 0,3% a US$629,70 la onza.