Londres. El oro subía este viernes con fuerza luego de que Alemania despejó parte de las dudas sobre la capacidad de los líderes europeos para presentar una solución completa a la crisis de la deuda de la zona euro.

El desacuerdo entre Alemania y Francia, los mayores contribuyentes al mecanismo de rescate de la zona euro, sobre cómo estructurar el fondo para contener efectivamente la propagación de la crisis llevó a los inversionistas a asignar una menor probabilidad de que se llegue a una solución pronto.

El oro subió a máximos de sesión luego de que fuentes del gobierno alemán dijeron que no veían diferencias serias entre Alemania y Francia y que la recapitalización de la banca debería decidirse en una reunión de ministros de Finanzas de la Unión Europea en fin de semana.

Los comentarios impulsaron al euro frente al dólar.

Las crecientes advertencias de las calificadoras acerca del impacto en la solvencia no sólo de miembros vulnerables de la zona euro como España, Italia y Portugal, sino también de otros como Francia, han reforzado la voluntad entre los inversores de tener activos no relacionados con el euro, afectando al valor de la moneda.

El oro se comporta cada vez más como una materia prima vinculada con el riesgo y su correlación con las acciones europeas alcanzó su máximo en seis meses. Pero, aún así, ha visto una fuerte demanda de los consumidores asiáticos, lo que impulsó sus primas a un récord desde el inicio del año.

Este viernes, el oro al contado subía un 1,3% a US$1.638,99 a las 1234 GMT, aunque apuntaba a una pérdida de un 3,0% en la semana.

La plata ganaba un 2,0% diario a us$31,11 la onza.

El paladio ascendía casi un 5% a US$612,25.