Nueva York. El oro subió a un máximo histórico por encima de US$1.450 la onza el martes, porque el alza del petróleo y los granos alentaron temores de inflación y una rebaja en la calificación de la deuda de Portugal centró la atención en los problemas de la zona euro.

El lingote se disparó más de 1%, su mayor alza en más de un mes de haberse negociado dentro de un rango.

La plata anotó un máximo de 31 años luego de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sugirió que está comprometido a completar en junio el programa de estímulo de US$600.000 millones como está fijado.

El oro superó un nivel técnico de US$1.440 la onza, lo que alentó una serie de compras ante noticias de que los principales bancos de Portugal amenazaron con dejar de comprar deuda gubernamental tras la rebaja de calificación de la deuda de la agencia Moody's.

El oro al contado ganó 1,1, a US$1.452,31 la onza a las 19:16 GMT, por debajo de un máximo de sesión de US$1.455,06 la onza.

Los futuros del oro estadounidense para junio subieron 1,4%, a US$1.452,50.

La plata ganó 1,8%, a US$39,12 la onza, tras tocar un máximo de sesión de US$39,25.

Este lunes, Bernanke dijo que un reciente incremento en la inflación es impulsado primariamente por el alza en los precios globales de las materias primas, y es poco probable que persista.

El oro escaló aún más después de conocerse que algunos de los funcionarios de la Reserva Federal pensaron en marzo que se debería mantener la política de alivio monetario más allá de este año, aunque unos pocos dijeron que el banco debería avanzar hacia un endurecimiento de las condiciones antes de fin de año.

Entre otros metales, el platino subió 0,4%, a US$1.786,99 la onza.

El paladio aumentó 0,9%, a US$786,22.