Londres. El oro subía por cuarto día consecutivo el jueves, en su mayor avance desde septiembre, impulsado por la debilidad del dólar y la propagación de disturbios a través de Oriente Medio, lo que atrajo a los inversores hacia activos más seguros.

Los inversionistas están mirando de cerca la creciente turbulencia en Oriente Medio y el norte de Africa, después de que la policía bahreiní disolvió el jueves temprano un campamento de protesta en una plaza del centro de Manama, donde muerieron tres personas, y estallaron disturbios en Libia.

El oro estaba encaminado para registrar su mejor desempeño semanal desde comienzos de año debido a la escalada de las tensiones, lo que llevó al alza de otros activos considerados de refugio como el franco suizo y los bonos del Tesoro estadounidense.

El oro al contado avanzaba un 0,3%, a US$1.377,40 la onza a las 1018 GMT, después de tocar un máximo de un mes de US$1.381,84 en la sesión previa.

Los futuros de oro en Estados Unidos subían un 0,2% a US$1.377,80.

Operadores estaban a la espera del dato de inflación estadounidense de enero para las 1330 GMT, que mostraría que los precios al consumidor subieron a un ritmo más rápido el mes pasado que en el mismo periodo de 2010.

"El mercado está muy nervioso debido al malestar social en todo Oriente Medio", dijo el analista Andrey Kryuchenkov de VTB Capital.

La plata operaba estable a US$30,63 la onza.

El paladio revertía sus ganancias previas para caer un 0,3% a US$835,47 la onza.

El platino bajaba un 0,1% a US$1.824,24.