Los precios del oro subirían a un máximo de US$1.800-US$1.850 la onza hacia fines del 2012, impulsados por la debilidad del dólar y un excedente de efectivo en el mercado, dijo este viernes Thomson Reuters GFMS.

En tanto, la plata alcanzaría los US$35 la onza al finalizar el año.

GFMS estimó que las importaciones de oro de India, el mayor consumidor mundial del metal precioso, caerían hasta en un 26%, o en 200 a 250 toneladas, en el 2012, ante los precios récord del lingote.