El oro trepó más de un 1% este lunes y superó el nivel de US$1.550 la onza por primera vez en más de seis años, debido a que los inversores buscaban activos de refugio en medio de la creciente disputa comercial entre Estados Unidos y China.

A las 1153 GMT, el oro al contado ganaba un 0,3% a US$1.531,2 la onza, luego de tocar su mayor nivel desde abril de 2013 a US$1.554,56. Los futuros del oro en Estados Unidos subían un 0,1% a US$1.538,90 la onza.

"Todo esto es por las tensiones comerciales y el riesgo asociado a una desaceleración global o incluso una recesión global, lo que está llevando a los inversores a activos de refugio", dijo Carsten Menke, analista de Julius Baer.

Washington anunció la semana pasada gravámenes adicionales de 5% sobre bienes chinos con un valor de US$550.000 millones, horas después de que China reveló aranceles en represalia contra productos estadounidenses valorados en US$75.000 millones.

No obstante, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció un breve respiro y limitó el avance del oro el lunes al decir que China se puso en contacto con Washington para decir que deseaba volver a la mesa de negociaciones.

En tanto, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo este viernes que el banco central estadounidense "actuará como sea apropiado" para mantener a la economía local saludable, aunque no se comprometió a nuevos recortes de tasas.

Menores tasas de interés reducen el costo de oportunidad de tener oro, que no rinde intereses, y presionan al dólar, lo que hace al oro más barato para los inversores con otras monedas.

Entre otros metales preciosos, la plata avanzaba un 1,2% a US$17,61 la onza luego de tocar su mayor nivel desde septiembre de 2017 a US$17,77. El platino subía un 0,9% a US$860,90 la onza y el paladio ganaba un 1% a US$1.475,1.