Londres. El oro subía este miércoles a más de US$1.500 onza por primera vez debido a que la baja del dólar, el alza del petróleo y los temores por el panorama económico de Estados Unidos impulsaban la demanda por el metal como refugio.

En tanto, la creciente inflación también alentaba la demanda del metal de Asia.

El índice Reuters-Jefferies CRB, un referencial global de materias primas, estaba rumbo a su mayor ganancia en cerca de dos semanas este miércoles ante la escalada del oro, el petróleo y otros productos.

El oro al contado tocó un máximo de US$1.505,40 la onza, y operaba en US$1.501,10 la onza a las 14:03 GMT, respecto a US$1.493,90 este martes en Nueva York.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en junio ganaban US$6,70 la onza, a US$1.501,80.

La plata seguía al oro y ampliaba su estelar desempeño del año. La plata tocó un máximo de 31 años de US$44,79 la onza y luego operaba a 44,72, frente a US$43,89.

El oro ha ganado 5% en abril y ampliaría el avance por su mayor atractivo como refugio del riesgo por las versiones de que Grecia tendrá que reestructurar su deuda y la amenaza de Standard & Poor's de rebajar la calificación crediticia de Estados Unidos de "AAA".

"El oro ha actuado como una divisa y por eso ha alcanzado US$1.500", dijo Simon Weeks, director de metales preciosos de Bank of Nova Scotia.

Mientras que los inversores en Estados Unidos y Europa consideran al metal como refugio de valor seguro y cobertura contra la devaluación cambiaria, la creciente inflación está elevando la demanda en China e India.

China es el segundo consumidor mundial de oro después de India y el mayor productor del metal.

En tanto, el dólar cayó a su menor nivel en 15 meses contra el euro.

El platino cotizaba en US$1.800,99 la onza, frente a US$1.761,50.

El paladio se negociaba en US$754,97, respecto a US$726,95.