Nueva York. El oro subió levemente el lunes, para tocar un récord por tercer día consecutivo, debido a que fondos siguieron comprando el metal por la debilidad del dólar y un reporte que mostró que la confianza de los constructores estadounidenses se mantenía de capa caída.

Operadores dijeron que el mercado estaba enfocado en la reunión de política monetaria de la Reserva Federal que concluye el martes.

La mayoría de los economistas no espera que la Fed anuncie este martes alguna nueva medida para estimular la economía cuando concluya la reunión de política monetaria. Aunque algunos creen que el banco central optaría por hacer grandes recompras de deuda soberana más adelante este año si la economía tiene dificultades para recuperarse.

Lo anterior, conocido como alivio cuantitativo, aumenta el atractivo del oro.

"Existe una posibilidad de que podamos tener algunas pistas hacia un alivio cuantitativo, y eso es lo que el mercado de oro quiere escuchar", dijo Bill O'Neill, socio de la firma de materias primas LOGIC Advisors.

"Parte del reciente avance ha estado basado en la idea de que podría tener una segunda ronda de alivio cuantitativo. Entonces, si la reunión de la Fed resultar ser un completo fiasco, entonces se vería una reacción negativa de corto plazo en el oro", agregó.

La posibilidad de que los estímulos de la Fed se mantengan mantenía optimistas a los operadores respecto al oro, el que se mantenía bastante por debajo de su máximos histórico ajustado por inflación de más de US$2.200 la onza.

El oro al contado tocó un récord de US$1.283,70 la onza y luego cedió ganancias. Operaba a US$1.277,60 la onza a las 1916 GMT, al alza desde los US$1.275,95 de la tarde de este viernes en Nueva York.

Los futuros de oro estadounidense para entrega en diciembre treparon US$3,30 para cerrar en US$1.280,80 la onza.

El dólar caía, con algunos en el mercado de divisas cautos respecto al resultado de la reunión de la Fed.

Un dólar débil a menudo impulsa al oro. Aunque esa relación inversa ha sido inestable este año, se ha fortalecido en los últimos cinco días.

Reflejando el interés inversor en el lingote, el mayor fondo transable en bolsa respaldado en oro, el SPDR Gold Trust, dijo que sus tenencias subieron otras seis toneladas este viernes.

Las tenencias del mayor fondo transable respaldado en plata, el iShares Silver Trust, también crecieron.

Los precios de la plata, que han trepado en 17% sólo en las últimas cinco semanas, estaban a menos de 1,5% de su nivel más alto en casi 30 años el lunes.

La plata al contado operaba a US$20,71 la onza desde US$20,76 este viernes. Más temprano, subió a un máximo de US$20,96, tras operar en US$20,99 este viernes, su nivel más alto en los últimos dos años y medio.

El grupo de metales del platino subía en línea con el oro. El platino tocó su máximo en cuatro meses de US$1.631,50 la onza, y luego operaba a US$1.622,50 la onza frente a US$1.610,55 este viernes. El paladio bajaba a US$534,50 desde US$539,88.