Daños materiales por vandalismo y pérdidas en la producción diaria que ascienden a 177 mil barriles de petróleo, de los cuales 67% corresponde a Ecopetrol y a las regalías del Estado colombiano, son algunos de los perjuicios ocasionados por las protestas laborales que se desarrollan en las instalaciones de la canadiense petrolera Pacific Rubiales, informó este martes la compañía.

La petrolera extranjera emitió un comunicado indicando que "durante los últimos años, Pacific Rubiales Energy ha invertido más de US$3 mil millones en Colombia. Tiene operaciones en seis departamentos, empleando de manera directa cerca de 1.500 personas, y generando más de 12 mil empleos indirectos".

Recuerda el comunicado que este lunes, a las cuatro de la mañana, se presentó un grupo de 50 personas extrañas y ajenas a la compañía, bloqueando las vías internas del Campo Rubiales, impidiendo el desplazamientos del personal a sus puestos de trabajo, proveerlos de alimentación y que se realizaran los cambios de turno respectivos para el normal funcionamiento de la operación del campo.

Indica el informe además que los trabajadores fueron obligados a cesar sus actividades en contra de su voluntad, violándoles su derecho al trabajo. "Y con amenazas de tomar represalias en caso de no apoyar el cese de actividades", advierte el comunicado.

El informe de prensa indica también que "en horas de la tarde ingresaron dos camionetas blindadas quienes se identificaron como miembros de la USO (sindicato de Ecopetrol), con escoltas armados violentando las medidas preventivas de seguridad que ha dispuesto la compañía para proteger a sus empleados directos, los de sus contratistas y las instalaciones".

Agrega el comunicado de prensa que "una vez que ingresaron al campo las camionetas blindadas fueron apareciendo un gran número de personas encapuchadas instando a realizar actos violentos".