Abu Dhabi. Guardacostas y fuerzas navales del grupo de países árabes que integran el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) cuentan con planes de contingencia ante un posible intento de Irán de cerrar el Estrecho de Ormuz, dijo este lunes un funcionario marítimo kuwaití.

Cinco de los seis miembros del CCG, Arabia Saudita, Bahréin, Emiratos Arabes Unidos (EAU), Qatar y Kuwait, dependen de la ruta de exportación petrolera más importante del mundo para exportar gran parte de sus volúmenes de petróleo y gas.

Teherán ha amenazado con cerrar la ruta naviera entre Omán, el único país del CCG que no depende del Estrecho de Ormuz, e Irán si las sanciones de Occidente por un disputado programa nuclear de Teherán impiden las ventas de petróleo.

Los miembros del CCG, que también dependen del canal de 6,4 kilómetros de ancho para las importaciones de alimentos, han diseñado un plan de contingencia en caso de que Irán cumpla sus amenazas.

"Exportar petróleo o importar bienes y cargamentos a través del Estrecho de Ormuz es una importante preocupación para el CCG", dijo el comandante Mubarak Ali Al-Sabah, jefe de las operaciones marítimas de la Guardia Costera de Kuwait.

"El CCG tiene un plan como un organismo, no sólo Kuwait por separado, Bahréin o Arabia Saudita, tenemos un plan y esperamos que todo siga siendo seguro", dijo Al-Sabah, sin ofrecer detalles sobre los planes, agregando que "la conciencia y entendimiento de las consecuencias de ello han aumentado".

"Tenemos planes sobre cómo lidiar con esto, pero no hicimos ejercicios en el campo", agregó.

Al-Sabah dijo que los planes incluyen la coordinación entre los guardacostas y las fuerzas navales de los países del CCG y con fuerzas navales de Occidente patrullando el área, incluyendo Estados Unidos, Australia y Francia.

Los guardacostas de Kuwait e Irán sostienen reuniones regulares sobre cómo controlar su frontera marítima, con el próximo encuentro previsto para el siguiente mes.

Los flujos de buques petroleros que transitan a través del Estrecho de Ormuz se estiman en cerca de 16 millones de barriles por día (bpd), o apenas por debajo de un quinto de los suministros globales de petróleo.

Un nuevo oleoducto desde los yacimientos petroleros en Emiratos Arabes Unidos hacia el Golfo de Omán podría transportar gran parte de las exportaciones del productor de crudo de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) en el Golfo Pérsico si el Estrecho de Ormuz fuera bloqueado.

Pero incluso una breve interrupción al tránsito naviero podría evitar que gran parte de las exportaciones de petróleo de Arabia Saudita, Irán, Kuwait e Irak salgan del Golfo Pérsico, junto con volúmenes de gas natural licuado desde el importante proveedor, Qatar.