La Superintendencia de Bancos de Panamá tiene una lista de advertencia con 58 sociedades que no están autorizadas para ejercer el negocio de banca privada o la actividad fiduciaria, lo que evidencia el peligro del fraude financiero.

La última empresa advertida fue la financiera Pronto Cash.

El ente regulador del sector bancario señaló que la financiera “no está autorizada para captar, en o desde Panamá, directa o indirectamente, recursos del público por medio de la aceptación de dinero en depósito ni bajo ninguna otra modalidad”.

La lista de advertencia se encuentra en constante actualización, de manera que el público en general pueda estar atento sobre el tema, reporta el periódico Panamá América.

El listado de advertencia es alimentado cuando la Superintendencia recibe información de una sociedad o situación en particular.

“Se realizan averiguaciones preliminares para conocer sobre las generales y el giro de operación de la empresa. De apreciarse alguna situación que pueda considerarse irregular, en donde se sospeche que pudiera ejercerse el negocio de banca sin licencia o la captación depósitos del público sin autorización, se ordena una inspección especial para determinar las actividades que realiza la empresa”, explicó uno de los técnicos de la institución.