Ciudad de Panamá.
Manifestantes panameños del sector ambiental y social llamaron a realizar una moratoria a la explotación minera en Panamá, como respuesta al rechazo de la reforma al código minero promulgada por el presidente Ricardo Martinelli el pasado 11 de febrero que permite inversiones de gobiernos extranjeros.

"Reiteramos nuestro llamado a la moratoria nacional de la minería metálica a cielo abierto", indicaron las organizaciones participantes de la movilización que se llevó acabo el domingo.

Los organizadores de la marcha señalaron en un comunicado que públicó Radio Fórmula que "recursos tan vitales como el agua y biodiversidad no son negociables".

Las protestas se han desarrollado en grán parte en el occidente de ese país centroamericano, donde indígenas de la etnia Ngöbe-Buglé cerraron la Vía Interamericana en San Felix.

Los indígenas exigieron al gobierno derogar la ley a más tardar este jueves, de lo contrario tomaran como medida de fuerza nuevas manifestaciones.

Martinelli se niega a derogar dicha ley al prometer que ningún proyecto de exploración o explotación en las comarcas indígenas se ejecutará durante su mandato.

En la población panameña un 49% rechaza la reforma minera y sólo un 15% la apoya, según un estudio de Ipsos.