Panamá. El consorcio a cargo del principal proyecto de la ampliación del Canal de Panamá, GUPC, rechazó hoy que haya inflado sus reclamos por sobrecostes a la autoridad de la vía interoceánica y lamentó los señalamientos que en ese sentido realizó el lunes su administrador, Jorge Quijano.

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) dijo este lunes ante la Asamblea Nacional (AN-Parlamento) que el principal problema que está enfrentando la ampliación de la vía interoceánica han sido los recurrentes reclamos de los contratistas de la obra.

El Grupo Unidos por el Canal (GUPC) rechazó hoy en un comunicado las "afirmaciones públicas" de Quijano en las que señaló "que el consorcio siempre ha inflado sus reclamos" y que la ACP tiene el "problema" de contar con "un contratista que definitivamente está tratando de ver por dónde pesca para ver qué recoge".

"Por el contrario, GUPC siempre ha presentado todos sus reclamos basados en estimaciones reales de los costos del proyecto, aportando su justificación de la forma requerida por el contrato", subrayó GUPC en el comunicado del grupo conformado por Sacyr, de España; Salini-Impregilo, de Italia; Jan De Nul de Bélgica; y Constructora Urbana, SA (CUSA) de Panamá.

GUPC lamentó las declaraciones de Quijano, que "intentan desviar la atención de los panameños de las reales motivaciones del fallo emitido por la Junta de Resolución de Disputas (DAB, en inglés) sobre los reclamos relacionados con la mala calidad del basalto utilizado para producir hormigón y el retraso atribuido a ACP en la aprobación de las fórmulas del concreto que se utiliza en la obra".

El administrador de la ACP compareció ayer ante la AN para informar de los avances de la ampliación, y del estado de los reclamos, entre otros, de GUPC, que son 17 que en total ascienden por sobrecostes a más de US$2.391 millones

El pasado 1 de enero, tanto GUPC como la ACP informaron de una resolución de la DAB que reconocía en parte varios reclamos por sobrecostes del consorcio y que ordenaba a la administración del Canal el pago de unos US$233 millones al contratista.

Según GUPC, esa resolución "confirma el mérito de los reclamos por sobrecostos presentados por el consorcio y que al no ser reconocidos oportunamente por la ACP causó pérdidas y retrasos en el proyecto".

El contratista internacional plantea hoy en su comunicado que tanto los atrasos experimentados en la obra como "las afectaciones económicas" que ha sufrido el proyecto "hubieran podido ser evitados con una postura más razonable por parte de ACP, siempre dentro del marco del contrato y ajustada a la práctica internacional".

Además, GUPC recordó que el proyecto ha podido avanzar, y se resolvió en abril de 2014 un conflicto que había paralizado las obras durante dos semanas a principios de ese año, gracias a que "a pesar de no ser dueños de la obra" han inyectado de su parte más de US$1.000 millones.

GUPC es el encargado del diseño y la construcción del tercer juego de esclusas, el principal proyecto de la ampliación del Canal de Panamá.

El administrador de la ACP compareció ayer ante la AN para informar de los avances de la ampliación, y del estado de los reclamos, entre otros, de GUPC, que son 17 que en total ascienden por sobrecostes a más de US$2.391 millones.

"Estamos hablando de US$2.300 millones, y no es que estoy de acuerdo con esos números porque para mí eso es cero, sin embargo eso es lo que ellos han reclamado y no hay límites, uno no le puede poner límites a lo que ellos pueden reclamar", subrayó Quijano ante el Parlamento.

En todos los proyectos, de acuerdo con Quijano, "los contratistas definitivamente han solicitado más dinero y nosotros (la ACP) hemos estado peleando para que no se den estos excesos".

El programa total de la ampliación, iniciada en 2007 y con un avance superior al 85%, tiene un presupuesto de US$5.250 millones, y debe estar concluida en 2015 para que el nuevo canal comience a operar comercialmente en el primer trimestre de 2016.