A un costo de US$445 millones será construido el primer parque de energía eólica de Panamá y el más grande de Centroamérica, con capacidad para proveer de energía limpia a unas 600 mil personas.

El proyecto ubicado en Penonomé, a unos 175 kilómetros al oeste del país, cuya construcción fue formalmente iniciada el martes, tendrá una potencia instalada de 220 megavatios y será ejecutado por la empresa española, Unión Eólica Panameña (UEP).

En el primer año de funcionamiento podría cubrir entre el 6% y 7% del consumo total de energía en el país, según las estimaciones de la UEP.

El director general de la UEP, Rafael Pérez Pire prevé que las obras civiles estén listas a finales de 2013 para realizar las primeras pruebas, mientras que a principios de 2014 iniciará operaciones de manera formal.

Pérez afirmó que es un proyecto innovador para el país y de grandes beneficios no sólo en términos económicos, sino también de protección ambiental.

“El 75% de la energía se producirá en la época de verano cuando hace más viento, permitiendo el ahorro de agua durante la estación seca, y reducirá la dependencia en combustibles fósiles, afirmó Pérez.

Pérez recalcó que gracias al parque eólico el país evitará el consumo de unas 145 mil toneladas de petróleo por año, y la emisión de 450 mil toneladas de dióxido de carbono (CO2) al ambiente.

Sumado a eso mitigará la emisión de mil toneladas de Nox y 500 toneladas de SO2 anuales.

En Centroamérica la energía eólica ya es utilizada en Costa Rica, Nicaragua y Honduras.

El secretario de Energía, Vicente Prescott coincidió en que lo más importante de este proyecto es que “ayudará a bajar la dependencia de Panamá de los combustibles fósiles” que hacen la generación más cara, además de aprovechar el potencial que tiene el país para las energías limpias.

Panamá, que es un importador neto de hidrocarburos con solo 3,5 millones de habitantes registra un consumo de energía que supera los 1.300 megavatios.

Por su parte el presidente Ricardo Martinelli, quien realizó la “primera palada” del parque eólico dijo que espera que con estos cambios en el mercado eléctrico y la incorporación de energías más eficientes y limpias, a futuro bajen los precios de la misma al consumidor final.

Además añadió que se fortalecerá la matriz energética del país, complementando las tecnologías existentes y creando mayor balance y seguridad en el sistema eléctrico nacional.

El gobierno anunció un nuevo aumento en las tarifas de la energía eléctrica a partir de julio, y la reducción de los subsidios, lo que ha generado malestar entre la población que ya enfrente una subida de la inflación del 6% interanual.