El Instituto de Seguro Agropecuario (ISA) está investigando a 300 productores de maíz y arroz, que sembraban en áreas de riesgo e inundaciones de Coclé, Herrera y Los Santos en Panamá.

La información publicada por el portal Prensa.com, indica que el motivo por el que éstos agricultores sembrarían reiteradamente en esas zonas, sería, supuestamente, para cobrar una póliza de seguro.

De hecho, existen al menos siete casos que está indagando el ministerio Público, debido a que cobraron más de tres pólizas consecutivas por la pérdida de sus cultivos.

Lo que está permitido son tres cobros seguidos, pero hay algunos que incluso han superado la octava vez.

ISA ya ha desembolsado alrededor de US$3,6 millones en 2010 y de eso, alrededor de US$2,4 millones corresponden a siniestros en cultivos de arroz, que fueron sembrados en zonas no aptas para el cultivo.