Panamá. El gobierno de Panamá  propuso este miércoles convertir al país en un "Hub de Carbono" (concentrador de carbono) para América Latina y el Caribe, a través de un mercado de carbono que se constituya en herramienta para los servicios ambientales.

La iniciativa la planteó la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo, durante el Foro América Latina y el Caribe de Carbono que se realiza desde este miércoles y hasta el próximo viernes en la capital panameña con la finalidad de abordar los objetivos y planes en torno al cambio climático.

La cancillería panameña precisó en un comunicado que la propuesta busca facilitar la colaboración en la lucha contra la deforestación, además de favorecer el manejo forestal sostenible y el comercio internacional de reducción de emisiones de gases contaminantes.

De Saint Malo invitó además a los países de la región a incorporarse al Centro Internacional para la implementación del programa de Naciones Unidas REDD+, sobre la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero causadas por la deforestación y degradación de los bosques.

La canciller puntualizó que la dinámica entre los seres humanos, la naturaleza y el ambiente requiere del uso racional y equitativo de los bienes y servicios proporcionados por la naturaleza.

El Mercado de Carbono para el comercio de certificados de carbono, mecanismo económico desarrollado en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, es un instrumento para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y estabilizar las concentraciones de estos gases en la atmósfera.

El Foro Latinoamericano y del Caribe de Carbono fue programado tras el histórico Acuerdo de París, antes de la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático que se celebrará en noviembre en Marrakech, Marruecos para la presentación de proyectos.