Montevideo. La papelera finlandesa UPM anunció hoy que negociará con el gobierno de Uruguay las alternativas para mejorar la infraestructura logística en ese país, con la finalidad de instalar una tercera planta de celulosa.

"Las conversaciones incluirán el ferrocarril, rutas y caminos, que son actualmente el principal desafío en el interior profundo del país para la instalación de operaciones industriales de gran escala, conectada a un puerto con profundidad adecuada", señaló UPM en un comunicado divulgado en Montevideo.

"Uruguay podría albergar una tercera planta de celulosa de tecnología de vanguardia y con probado desempeño ambiental, si se adecuara la infraestructura logística que permita el desarrollo de emprendimientos de gran escala orientados a la exportación", dijo el vicepresidente "senior" de Desarrollo de Negocios en Uruguay, Jaakko Sarantola.

"Si éstos desafíos pueden ser resueltos en los próximos años, Uruguay podría ser una alternativa competitiva para atender las oportunidades del mercado de la celulosa de UPM en la década del 2020", agregó Sarantola.

En 2014 comenzó a funcionar en el departamento de Colonia (oeste) la planta de Montes del Plata, la mayor inversión privada en la historia de Uruguay protagonizada por un consorcio de la chilena Arauco y la sueco-finlandesa Stora Enso, con una producción anual también de 1,3 millones de toneladas.

De acuerdo con la compañía finlandesa, el crecimiento en la demanda de fibras de celulosa continuará en el largo plazo y se espera que al final de la década del 2020 la demanda global de celulosa "kraft" blanqueada aumente unos 20 millones de toneladas.

"Evaluamos alternativas de crecimiento en diferentes partes del mundo. Esta posibilidad en Uruguay está en línea con nuestra estrategia de crecimiento de múltiples tipos de fibras. UPM es una de las pocas empresas en el mercado de la celulosa que suministra tanto celulosa de fibra corta como larga, para varios segmentos de clientes", sostiene la declaración.

Y concluye que "la capacidad futura, sumada a la actual capacidad de producción de las cuatro modernas plantas de celulosa de UPM, podría atender el aumento de la demanda tanto industrial como del consumidor final fundamentalmente en papel tisú, de embalaje, cartulinas y papeles especiales".

UPM inauguró en 2007 en la ciudad de Fray Bentos (oeste) la primera gran planta de celulosa en Uruguay, la cual tiene una producción de 1,3 millones de toneladas por año.

En 2014 comenzó a funcionar en el departamento de Colonia (oeste) la planta de Montes del Plata, la mayor inversión privada en la historia de Uruguay protagonizada por un consorcio de la chilena Arauco y la sueco-finlandesa Stora Enso, con una producción anual también de 1,3 millones de toneladas.

Con la puesta en marcha de Montes del Plata, la celulosa puede convertirse en el principal producto de exportación de Uruguay, según proyecciones oficiales.