El economista senior de esa entidad, Govinda Timilsina, destacó que no existe crisis energética en Argentina, y que calificarla como crítica es una terminología acuñada por "los medios de comunicación y otros organismos".

De esta manera rechazó los argumentos vertidos por los ex secretarios de Energía argentinos Emilio Apud, Julio Aráoz, Enrique Devoto, Roberto Echarte, Alieto Guadagni, Jorge Lapeña, Daniel Montamat y Raúl Olocco, quienes alertaron que el país vive una crisis energética.

"No existen criterios estándar ni normas internacionales que sirvan para declarar una crisis", indicó Timilsina en una entrevista publicada en el sitio web del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), que conduce Federico Bernal.

Para el experto del Banco Mundial, "los medios de comunicación y otros organismos usan con frecuencia esta terminología para caracterizar ciertas situaciones", y estimó que del mismo modo "los gobiernos podrían también utilizarla para referirse a alguna situación determinada".

Explicó que "si el crecimiento económico de un país se ve afectado severamente debido al precio creciente de la energía así como a la reducción drástica del suministro energético, puede considerarse como un escenario de crisis energética".

Sin embargo, puntualizó que "normalmente un país no pasa por una crisis energética solo", y aseguró que "las crisis se producen a nivel internacional o como mínimo a nivel regional".

Señaló que "en la literatura referida a la energía se ha utilizado la palabra crisis en el plano internacional en dos oportunidades hasta ahora", y precisó que "en primer lugar en 1973, época en que los Estados árabes, productores importantes de petróleo, impusieron un embargo de exportación en respuesta al apoyo occidental a Israel durante la guerra de Yom Kipur".

"Y la segunda vez en 1979 durante la revolución iraní. Una crisis energética se refiere normalmente a un salto muy elevado del precio de la energía, que causa problemas importantes en la vida cotidiana de la población", completó Timilsina.