El 58% del costo del servicio de electricidad de Itaipú (tarifa) 2012 corresponde a cargas financieras y amortizaciones.

Le sigue en orden de importancia el renglón gastos de explotación, con el 24%. Actualmente, la tarifa de la binacional sigue congelada por decisión brasileña.

De acuerdo con los estudios de actualización tarifaria de la entidad realizados por el Cecuse (organismo técnico binacional) y aprobado por unanimidad por su Directorio Ejecutivo, de cada US$100 de costo de Itaipú, US$58 corresponden  a los intereses de su deuda.

Según fuentes técnicas, en 2012, el costo del servicio de la entidad trepará a US$3.538.566.000, de ese total US$2.057.293.300 deben destinar a la amortización de su deuda, que aún ronda los US$17.000 millones, y al pago de las cargas que le genera ese pasivo.

Cabe subrayar que Eletrobrás (el mayor acreedor de Itaipú) en concepto de cargas financieras cobrará este año US$1.029.918.000.

El rubro Gastos de Explotación es de US$870 millones, US$270 millones más que el monto aprobado para el 2011, vigente hasta la fecha por decisión del gobierno brasileño.

Esta es una de las principales razones por las que los técnicos de Itaipú, incluyendo a sus directores, aprobaron subir la tarifa de potencia de Itaipú (kWmes) de US$22,60 a US$24,30.

La decisión fue paralizada en el Consejo de Administración con el argumento de que su bancada brasileña esperaba instrucciones de su gobierno sobre la materia.

La explicación brasileña es que no quieren trasladar sus posibles efectos inflacionarios a su economía, posición con la que discrepan técnicos de dicho país al apuntar que la política tarifaria de Itaipú y la interno de ambos países corresponden a ámbitos diferentes, y que de optarse por el subsidio ya no debería pagarlo la binacional, como ya ocurrió durante más de una década.