Los medidores inteligentes son aparatos capaces de reportar en tiempo real posibles fugas de energía en la red, lo que ayudaría a reducir el consumo para el propio usuario y mejorar las instalaciones.

Igualmente, los artefactos podrán enviar a una computadora central informes sobre posibles averías y sobre una eventual necesidad de reforzar la carga por aumento de la demanda en un determinado domicilio.

De esta manera, incluso se reducirán los cortes de energía, ya que los técnicos podrán prever situaciones de sobrecarga, según explicó en rueda de prensa el viceministro de Minas y Energía, Hugo Cacase, luego de la reunión de la Mesa Energética.

“Es un medidor que no solo puede tomar decisiones por sí mismo, sino que también comunica a través de un software sobre la gestión y eso reducirá las pérdidas”, refirió.

Adelantó que inicialmente se trata de un plan piloto aunque a largo plazo se apunta a implementarlo a nivel nacional.

“Esto va a beneficiar a los usuarios que pagan hasta por pérdidas”, insistió.

Aclaró que inicialmente la instalación de los medidores inteligentes no representará un sobrecosto para los clientes, aunque no descartó que al extenderse al proyecto a nivel general se reajuste la tarifa.

Los aparatos son instalados por técnicos de la ANDE, con apoyo del Parque Tecnológico Itaipú (PTI).