Asunción. El gobierno anunció oficialmente este martes sobre la auditoría iniciada por el Servicio Pecuario, a fin de intentar identificar las causas del brote de fiebre aftosa y reanudar las exportaciones.

Los técnicos del Senacsa trabajan conjuntamente con una comitiva enviada por Rusia para verificar los trabajos realizados para garantizar la salubridad de la carne.

El grupo de extranjeros llegó esta semana para acompañar la auditoría de trazabilidad y estudiar la posibilidad de reanudar las compras.

Los ganaderos confían en que en un mes se podrían reanudar los envíos al exterior, suspendidos desde el 19 de setiembre último, día después de haberse detectado el virus de la aftosa en 13 animales de un establecimiento de San Pedro.

El 25 de setiembre pasado, las autoridades culminaron el sacrificio de 820 vacunos que pudieron estar expuestos al mal.

Hasta el momento no hay reportes de nuevos brotes de la enfermedad en el país.

El gobierno confía en que, con la venta de carne a Rusia, se logre reactivar el 50% de los frigoríficos.