Asunción. Empresarios paraguayos anunciaron el jueves que iniciarán en septiembre un plan de recuperación del sistema ferroviario del país que demandará unos US$400 millones y será financiado por un grupo de inversionistas europeos.

El proyecto fue presentado como una alternativa ante la falta de infraestructura vial principalmente en el interior del país, que mueve una importante producción de granos.

Ricardo Franco, presidente de una cooperativa integrada por ex funcionarios del antiguo ferrocarril, dijo tras una reunión con el presidente paraguayo, Fernando Lugo, que los trabajos se iniciarán en septiembre con el respaldo de un consorcio de inversores de Alemania, Suiza y Austria.

La Cooperativa Multiactiva Ferroviaria llegó a un acuerdo con el Estado para gestionar la reactivación del ente, dos décadas después de que el ferrocarril cayera en desuso.

"La cooperativa realiza esta obra por un mandato por y para el Estado paraguayo (...) la delegación europea tendrá la dirección técnica del proyecto y el financiamiento", dijo Franco a periodistas.

El nuevo sistema ferroviario utilizaría locomotoras diesel-eléctricas que pueden llevar un convoy de entre 40 y 50 vagones, y su instalación demoraría en total unos tres años.

Franco explicó que el primer tramo en rehabilitarse unirá Asunción con la localidad de Ypacaraí, a unos 40 kilómetros de la capital y estará orientado al turismo. Luego se extenderá hasta la sureña localidad rural de General Artigas, a unos 350 kilómetros de Asunción.

El tramo final hasta la ciudad de Encarnación, en la frontera con Argentina y epicentro de la producción agrícola, quedará a cargo de la central hidroeléctrica Yacyretá, que Paraguay comparte con Argentina.