El presidente Federico Franco avisó al director brasileño de Itaipú, Jorge Samek que el Paraguay se prepara para usar su energía eléctrica para industrializar el país.

“Agradezco al Brasil por la línea de 500 Kv, porque mediante eso el Paraguay va a poder tener mayor energía, pero quiero en este lugar decir que Paraguay no se conforma no más con ceder su energía sino que se prepara y construye la línea de 500 Kv, para llevar más energía e industrializar el país y deje de ser un país agroganadero exportador y sea industrializado como el Brasil”, sostuvo.

Franco señaló que el récord demuestra “la verdadera amistad entre el Paraguay y Brasil, este río que los une, esta represa que sigue rompiendo récord debe ser el trato entre Paraguay y Brasil, independientemente de la situación política”.

Señaló además que antes del 1 de abril el país comenzará a sentir los beneficios de una nueva línea, ya que la misma se construirá en tiempo y forma.