Curuguaty. El Servicio Nacional de Salud y Calidad Animal (Senacsa) bloqueó el sistema de movilización de animales en la hacienda San Joaquín, del brasileño Joaquín Fernándes Martins, tras detectarse 3.000 animales sin inmunización.

El servicio veterinario oficial tomó la decisión de bloquear la hacienda tras detectarse que unos 3.000 ganados no figuran como vacunados en los registros de Senacsa en el último período de inmunización contra la fiebre aftosa.

Durante los días de intervención, el dueño de la hacienda no podrá movilizar los animales, conforme a la normativa establecida. El establecimiento se encuentra en el asentamiento Santa Catalina, distante unos 20 kilómetros al suroeste de esta ciudad.

Según el presidente de la Comisión de Salud Animal de Canindeyú (CSAC), Francisco Bianchetto, los responsables del establecimiento alegan haber vacunado contra la enfermedad viral 18.366 cabezas de bovinos.

Para el último período de inmunización la firma ganadera adquirió 19.040 dosis de vacunas, previendo posibles pérdidas en el momento de la aplicación.

"Se detectó que hubo deficiencia en la carga de datos al sistema informático de los animales vacunados contra la enfermedad en la hacienda San Joaquín", precisó.

En el registro administrativo de la unidad zonal de Senacsa, con sede en dicha ciudad, la hacienda San Joaquín figura con 15.365 ganados, lo que evidencia una diferencia de 3.001 vacunos inmunizados y no ingresados en el sistema informático del servicio veterinario estatal.

Según el gerente de la hacienda, Odair Gaiari, todo el rebaño fue inmunizado y certificado por personales de Senacsa y la CSAC. El directivo aclaró que por deficiencia de los personales administrativos, se dejó de registrar la totalidad de los animales.

En ese sentido, la abogada Robustiana Aquino Valenzano, representante legal de la firma San Joaquín, dijo que el dueño (radicado en Sao Paulo, Brasil) puso a disposición la hacienda para una intervención para aclarar la situación.

A su vez, el titular de la CSAC aseveró que un equipo técnico de Senacsa se encargará de la tarea serológica en la hacienda San Joaquín para determinar si los 3.000 animales no registrados fueron o no inmunizados contra la fiebre aftosa.

Suspendidos. Ante esta situación, los funcionarios contratados, Miguel Fernández Schupp, Eleuterio Espínola y Alicia Filippini, coordinador sanitario, certificador y secretaria, respectivamente, fueron suspendidos "verbalmente" por disposición de la CSAC.

Los afectados aseguraron que no hubo sumario administrativo alguno. Coincidieron que el problema denunciado se origina en la misma hacienda, cuyos responsables no declararon la totalidad de sus animales ante el Senacsa y CSAC.